Colega Madrid, en colaboración con la Universidad de Alcalá de Henares, organizó ayer dos jornadas de formación para facilitar a la comunidad educativa conocimientos y herramientas que fomenten la diversidad afectivo-sexual, y apoyar de esta manera al alumnado LGBT.

Colega Madrid organizó ayer, 21 de marzo, dos jornadas de formación para futuros docentes en la Universidad de Alcalá de Henares. Esta actividad pretende dar herramientas y métodos que ayuden a los docentes a reconocer, atender, impedir y resolver casos de acoso LGBTfóbico en los centros educativos.

La sesión formativa estuvo divida en dos partes. En la primera se aclararon los conceptos de LGBT, de diversidad afectiva, sexual y familiar, la LGBTobia y el acoso escolar (este último centrado en la homofobia y la transfobia), su frecuencia y consecuencias.

Después, el formador de Colega marcó unas pautas de acción contra el acoso por homofobia y transfobia en los centros educativos, introduciendo indicadores de detección, recomendaciones de prevención y el protocolo de intervención en caso de acoso por homofobia y transfobia.

Los destinatarios fueron más de medio centenar alumnos, estudiantes del Doble Grado de Humanidades y Magisterio, y del Máster de Formación del Profesorado de Bachillerato, ESO, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas, en la especialidad de Orientación Educativa.

Formación para combatir el abuso

Según muestran las estadísticas, los adolescentes LGBT presentan una tasa de intentos de suicidio 3 veces superior a la media. “En todos los centros encontramos chicos que sufren insultos, aislamiento o rechazo debido a la orientación sexual o identidad de género, en muchos casos incluso sin ser LGBT”, dice Javier Navarro, portavoz de Colega y coordinador de esta actividad.

Para Navarro, la LGBTfobia debe ser combatida desde los centros escolares, “como también se educa para acabar con otros problemas estructurales de nuestra sociedad”. “Cada estudiante, sin excepción, tiene derecho a una educación de calidad, en un ambiente escolar seguro.”, añade este trabajador social.

“Sabemos que no es fácil, por parte de los docentes, abordar este tema en clase sin generar incomodidad y risas”, concluye, “por eso creemos muy importante que los futuros docentes conozcan técnicas de aproximación a los conflictos LGBT que les permitan resolverlos e impedirlos”.

¿Nos ayudas a difundir nuestro trabajo?
NoticiasMás de medio centenar de futuros docentes reciben formación para luchar contra el bullying LGBTfóbico