Kifkif, Asociación de Migrantes y Refugiados LGTBI, alerta en este Día Europeo de la Salud Sexual del incremento de casos positivos por VIH entre la población de refugiados LGTBI. Según datos de la entidad, tan sólo en el mes de enero de este año ya se ha obtenido un 8 % de casos reactivos por VIH de las 51 pruebas realizadas entre las ciudades de Getafe y Madrid, frente al 5,16 % y las 213 que se realizaron a lo largo de 2020.

Kifkif advierte de una tendencia ascendente si se tiene en cuenta la incidencia del 5 % y los 539 test rápidos de VIH que se ejecutaron durante 2019, lo que supone más del doble respecto a un año más tarde, cuando la crisis sanitaria por coronavirus y el confinamiento impidieron la posibilidad de obtener un mayor alcance.

Un año más, la entidad se encuentra apostado por la promoción de la salud sexual para la reducción de la transmisión del VIH y otras ITS, a través de las diferentes acciones realizadas por el proyecto ‘Cuídate Más’, el cual cuenta con el apoyo de la Comunidad de Madrid, y que tan sólo en 2020 se logró hacer más de 200 pruebas rápidas de VIH, el reparto de 3.550 kits preventivos por toda la región y un alcance de sensibilización de 700 personas.

Además, gracias a las intervenciones realizadas con la población migrante desde el citado proyecto, se puede concluir, entre otros puntos, que las mujeres trans migrantes fueron la población más golpeada por la crisis en materia de salud, debido a que la falta de oportunidades laborales, sumado a situaciones de extrema vulnerabilidad, obligaron a un mayor número de ellas a ejercer el trabajo sexual. Según datos propios, casi un 60 % reconoce estar ejerciendo la prostitución.

Otro de los objetivos es paliar las barreras sanitarias que enfrentan solicitantes de asilo, migrantes y refugiados LGTBI en los centros de salud. Unos muros que impiden que se garantice el acceso a una sanidad universal. La falta de formación en materia LGTBI de parte del personal sanitario es otro punto pendiente.

Urge la implantación de políticas públicas efectivas que acaben con toda discriminación racista, xenófoba, serófoba y LGTBIfóbica en el ámbito sanitario, algo que es aislado.

Las personas refugiadas y solicitantes de asilo LGTBI VIH+ huyen de países como Colombia o Venezuela, donde hay una mayor incidencia de casos, debido a la frecuencia con la que se produce el desabastecimiento de medicamentos, dispensación intermitente de los mismos o la falta de recursos para realizar monitorizaciones médicas.

Por ello, la organización va a implementar este año el acompañamiento y derivación a personas trans migrantes en sus procesos médicos, hormonales, monitorización médica y de tránsito, a través de un programa de intervención que se ejecutará en distintos hospitales de la región, en un momento en el que se han pospuesto pruebas médicas, analíticas y existe un miedo generalizado a contagiarse de Covid 19 en los centros de salud.

Kifkif, como entidad referente para la población migrante y refugiada LGTBI, trabaja desde el año 2002 por su inclusión social, además de disponer de programas específicos de acompañamiento desde el área de salud para personas VIH+. En el marco de ‘Cuídate Más’, el próximo 15 de febrero llevará a cabo una maratón de pruebas rápidas en el CAID de Getafe, así como un servicio de asesoramiento gratuito en salud sexual.

Ayúdanos a difundir nuestra causa
ActualidadKifkif alerta del incremento de casos positivos por VIH en refugiados LGTBI, especialmente entre mujeres trans migrantes