Kifkif ve “vergonzoso” que Alemania declare como “países de origen seguros” a estados del Magreb que criminalizan la homosexualidad

Kifkif ve “vergonzoso” que Alemania declare como “países de origen seguros” a estados del Magreb que criminalizan la homosexualidad

  • El Bundestag da luz verde a un polémico proyecto de ley que cataloga como “países seguros” a Marruecos, Argelia y Túnez
  • LSVD, la Federación de lesbianas y gays de Alemania, pide revocar una medida que pone en peligro la vida de muchos migrantes
  • Estos países del Magreb castigan las relaciones entre personas del mismo sexo con hasta tres años de prisión

 

Kifkif, la Asociación de Migrantes y Refugiados Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales de la Comunidad de Madrid, condena el proyecto de ley aprobado por el Gobierno de Alemania que declara como “países de origen seguros” a Marruecos, Argelia y Túnez, además de Georgia, para deportar a los migrantes de estos estados que han solicitado asilo en Alemania.

Marruecos, Argelia y Túnez son países que criminalizan las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo. Sus códigos penales castigan a estas personas con penas de hasta tres años de cárcel, por lo que es absolutamente vergonzoso que el Gobierno de Angela Merkel los clasifique como “seguros”, teniendo en cuenta que muchos de los migrantes y refugiados que han llegado a Alemania han huido de sus países por motivos de orientación sexual e identidad de género.

Los grupos parlamentarios de la oposición y la Federación de Lesbianas y Gays de Alemania (LSVD-Bundesverband) han rechazado esta propuesta legislativa y han pedido revocarla, ya que consideran que estos países no son seguros para muchas personas. En repetidas ocasiones, los colectivos LGBTI+ de estos tres estados del Magreb han alertado acerca de la situación de especial vulnerabilidad en la que se hallan las personas LGBTI+ en sus países de origen.

Sin embargo, Europa ha vuelto a dar la espalda a las personas que solicitan asilo en territorio europeo. “Este tipo de medidas, como la aprobada hoy por Alemania, son vergonzosas y muy preocupantes, ya que la devolución de las personas LGBTI+ a sus países de origen las pone en una situación de grave riesgo”, advierte Samir Bargachi, presidente de Kifkif.

Desde Kifkif, como entidad conocedora de la realidad de las personas LGBTI+ en Oriente Medio y el norte de África (MENA), hacemos un llamamiento a las autoridades europeas y jefes de estado y de Gobierno de la Unión Europea para que den cumplimiento al compromiso que adquirieron para recibir a más de 182.000 personas refugiadas a través de reubicaciones y reasentamientos.

Además, instamos a los gobiernos europeos a cumplir el Derecho Internacional en materia de asilo y refugio frente a la actual deriva de muchos estados como Italia, Austria, Hungría y últimamente Alemania, a través de medidas como el cierre de fronteras y puertos, la expulsión de personas solicitantes de asilo y la criminalización de aquellos que huyen a Europa en busca de una vida mejor. Políticas que han convertido al Mediterráneo en el mayor cementerio del mundo, donde en lo que va de año ya han perdido la vida al menos un millar de personas según la Organización Internacional para las Migraciones.

Por todo ello, desde Kifkif exigimos al Ejecutivo de Angela Merkel que rectifique no solo su última medida aprobada de considerar “seguros” a Argelia, Marruecos y Túnez, sino a todas las iniciativas impulsadas por su ministro del Interior  y líder de la Unión Socialcristiana (CSU) de Baviera, Horst Seehofer, para endurecer la política de asilo y frenar la inmigración a Alemania.