Colega y KifKif se manifiestan contra el maltrato a la comunidad LGTB en Marruecos

Colega y KifKif se manifiestan contra el maltrato a la comunidad LGTB en Marruecos

Colega, el colectivo LGTB de Madrid, junto con Kifkif, la asociación de migrantes LGBT, han protestado hoy frente a la Embajada de Marruecos en Madrid, como repulsa por los continuos e indiscriminados ataques del Gobierno de ese país al colectivo LGBT.

Kifkif, asociación sin ánimo de lucro especialista en relaciones con Marruecos, asegura que más de 5000 personas han sido juzgadas por los tribunales debido a su orientación sexual o su identidad de género hasta el año 2013, en su mayoría hombres. Este número se ha disparado desde la llegada al poder, en 2011, del partido PJD (Hermanos Musulmanes), aumentando también de manera exponencial las violaciones de derechos humanos en colectivo LGTB marroquí.

El Código Penal marroquí, introducido en 1962, prevé en su artículo 489 una pena de prisión variable, de entre 3 meses y 6 años, más una multa valorada entre 12 y 120 Euros, para aquellas personas que mantengan actos “licenciosos o contra natura” con una persona del mismo sexo. Precisamente, son las detenciones en nombre de este artículo las que han aumentando de una manera más alarmante.

El último caso lo conocíamos el pasado viernes 24 de febrero cuando un tribunal de la ciudad mediterránea de Tánger condenaba a dos hombres a 6 meses de prisión por mantener relaciones homosexuales. Así, nos encontramos ante una situación que resulta impensable e insoportable en pleno siglo XXI.

“Europa tiene que velar por el cumplimiento de los Derechos Humanos en Marruecos”

En palabras de Samir Bargachi, activista LGTB y presidente de Colega Madrid, “la comunidad LGTB no puede permanecer de brazos cruzados mientras los derechos de nuestro colectivo, que no dejan de ser derechos humanos, son violados sistemáticamente como consecuencia de la aplicación de una terrible LGTBfobia de Estado en Marruecos”.

En este sentido la comunidad internacional está jugando un papel vergonzoso. “La Unión Europea, pero especialmente España, tienen que velar por el cumplimiento de los derechos humanos en países con los que mantiene una relación diplomática tan estrecha como es el caso de Marruecos, país que goza del estatus de socio avanzado de la Unión Europea”, continua Bargachi.

España niega la existencia de estos hechos en Marruecos

Resulta, cuando menos, curioso que en los últimos tiempos el Gobierno de España no cese de alabar los supuestos avances de la Democracia en Marruecos (en lo que denomina como la «excepción marroquí en la región del Magreb») mientras olvida la violación de los derechos LGTB.

Bargachi asegura que “los demócratas marroquíes asistimos con pavor a que un Gobierno como el de España, país de referencia en conquista de derechos LGTB, nos dé la espalda de esta manera negando la existencia de unos hechos denunciados por innumerables entidades y olvidando el papel fundamental que juega como referente de libertad”.

Desde Colega Madrid exigimos al Gobierno de Marruecos que cese en estas actitudes LGTBófobas, que condenan al ostracismo y el oscurantismo a todo un colectivo cada vez más visible y reivindicativo en el país magrebí. Los derechos LGTB son derechos humanos, y el Gobierno de España y la Unión Europea deben cumplir su función como garantes de dicho derecho, exigiendo que se respeten en aquellos países con los que mantenemos tratados, vínculos y relaciones diplomáticas tan fraternales