BERLÍN (AP) – El embajador de Catar en Alemania fue instado el lunes a abolir las penas por homosexualidad de su país en un congreso de derechos humanos organizado por la federación alemana de fútbol dos meses antes de que el país de Oriente Medio organice la Copa del Mundo.

El representante de los aficionados, Darío Minden, se pasó al inglés para dirigirse directamente al embajador catarí, Abdulla bin Mohammed bin Saud Al Thani, en el congreso de Fráncfort.

“Soy un hombre y amo a los hombres”, dijo Minden. “Tengo -por favor, no os escandalicéis- relaciones sexuales con otros hombres. Esto es normal. Así que, por favor, acostúmbrate a ello, o no te metas en el fútbol. Porque la regla más importante del fútbol es que el fútbol es para todos. No importa si eres lesbiana, si eres gay. Es para todos. Para los chicos. Para las chicas. Y para todos los demás”.

Minden continuó: “Abolir todas las sanciones relativas a la identidad sexual y de género. La norma de que el fútbol es para todos es muy importante. No podemos permitir que la rompas, por muy rico que seas. Eres más que bienvenido a formar parte de la comunidad futbolística internacional y también, por supuesto, a organizar un gran torneo. Pero en el deporte, las cosas son así. Tienes que aceptar las reglas”.

Al Thani iba a tener la oportunidad de responder más tarde, aunque sus comentarios iban a ser extraoficiales. Sólo se retransmitieron al público los 90 minutos iniciales del congreso de la federación y no se invitó a ningún periodista al acto.

El portavoz de la federación, Steffen Simon, dijo que no fue decisión de la entidad celebrar la mayor parte del congreso fuera de las cámaras, pero “recibimos una clara petición de algunos participantes de que querían discutir estos asuntos internamente con nosotros. No querían discutir en público. Lo respetamos”.

Las leyes y la sociedad de Catar han sido objeto de un creciente escrutinio en la última década.

La legislación qatarí prevé una pena de prisión de uno a tres años para los adultos condenados por mantener relaciones sexuales consentidas con gays o lesbianas. Sin embargo, el Departamento de Estado de Estados Unidos advirtió en un informe el año pasado que la homosexualidad sigue estando castigada con la muerte según la sharia, o ley islámica, aunque no ha habido informes de que se haya llevado a cabo ninguna ejecución de este tipo en Catar.

El general de división Abdulaziz Abdullah Al Ansari, un alto dirigente que supervisa la seguridad del torneo, dijo anteriormente a The Associated Press que las banderas del arco iris podrían ser retiradas a los hinchas del Mundial de Catar para protegerlos de posibles ataques por promover los derechos de los homosexuales.

Al Ansari insistió en que las parejas LGTBI seguirían siendo bienvenidas y aceptadas en Catar para el Mundial, a pesar de que las relaciones entre personas del mismo sexo siguen estando penalizadas en el conservador país del Golfo.

Antes de que Minden hablara el lunes, Al Thani se quejó ante el congreso de que la cuestión de los derechos humanos estaba desviando la atención del torneo.

“A todos nos preocupan los derechos humanos. Pero habría disfrutado más si viera que se concentra no sólo en un tema, sino en el disfrute del fútbol y en el efecto del fútbol en la gente de todo el mundo”, dijo Al Thani.

El embajador se refirió al último Mundial de Rusia, a su invasión y toma de Crimea en Ucrania, y a los abusos de los derechos humanos en ese país, “y no hubo concentración, ni de Alemania, ni de ningún país de Europa”.

Al Thani dijo que Catar abolió el controvertido sistema de kafala que exigía a los trabajadores migrantes tener un patrocinador, sistema que dejaba a muchos trabajadores vulnerables a los abusos y la explotación, y que el país había introducido un salario mínimo de trabajo y un fondo de compensación para que los trabajadores pudieran presentar reclamaciones por abusos de derechos.

“Sí, no somos perfectos. No pretendemos ser perfectos, pero es un camino que escribiremos”, dijo Al Thani.

El embajador invitó a los aficionados al fútbol a ir por sí mismos para “disfrutar del fútbol, ver las diferentes culturas” y reunirse con las personas migrantes una vez que lleguen allí.

“Los verás en los hoteles. Los verás en el transporte público. Pregúntales”, dijo Al Thani.

A continuación, se refirió al prolongado acuerdo de patrocinio del Bayern de Múnich con Catar.

“El Bayern de Múnich lleva cuatro o cinco años viniendo a una concentración de invierno en Doha. ¿Por qué no se pronuncian? ¿Por qué no dicen que han estado en Doha? (Si) creen que es espantoso, díganlo públicamente, o simplemente cállense”, dijo Al Thani. “Porque sabes que tienes la posibilidad de estar allí. Tienes la capacidad de conocer a la gente, de hablar con ella. Si crees que hay algo malo, dilo. No te escondas detrás del arbusto”.

El presidente de la Federación Alemana de Fútbol, Bernd Neuendorf, pidió al gobierno catarí que estableciera, “sin ningún tipo de peros”, centros de trabajo a los que pudieran acudir las personas migrantes en caso de infracción por parte de los empleadores, así como un fondo de compensación para los parientes de los trabajadores muertos o heridos en las obras de la Copa del Mundo.

“La última exigencia del fondo se dirige también a la FIFA”, dijo Neuendorf.

País: Catar

Encuentra más información sobre la situación de los derechos humanos de las personas LGTBI en este país en el Centro de Recursos de Kifkif.

¿Nos ayudas a difundir nuestro trabajo?
Tránsito“Soy un hombre y amo a los hombres”: El embajador de Catar en Alemania recibe un alegato a favor de los derechos LGTBI antes de la Copa del Mundo